Actualidad

Colegio de arquitectos vasco navarro

Green Spain – El espíritu del Norte

La arquitectura y el diseño vascos conforman nuestro mundo. Configuran nuestra forma de vestir, los espacios que habitamos y nuestra relación con los objetos cotidianos. Los arquitectos y diseñadores vascos siempre han mirado más allá de nuestras fronteras, atentos a lo que se cuece en otros lugares, y han conseguido atraer al mundo a nuestra región. En la actualidad está cobrando fuerza un enfoque colaborativo en la arquitectura, más allá de los nombres conocidos. Hoy, Donostia es una fábrica de nuevas ideas en la arquitectura vasca. El Instituto de Arquitectura de Euskadi, la Bienal Internacional de Arquitectura de Mugak y la Facultad de Arquitectura de la Universidad del País Vasco tienen su sede en San Sebastián. Bilbao se está convirtiendo poco a poco en un bastión del diseño vasco y está demostrando que el diseño puede ser un motor para el desarrollo económico de la propia ciudad.

Capilla de san francisco xavier, centro da igreja de mong ha

Fomentar la reflexión y el debate entre arquitectura, urbanismo, paisaje y diseño. Crear conocimiento y facilitar el acceso tanto a públicos más amplios como a especialistas del sector. Promover la arquitectura vasca contemporánea a nivel internacional.

Desde 2019, el Instituto se gestiona de forma abierta para acoger a diversas entidades sin ánimo de lucro que tienen como objetivo la investigación, la difusión y la promoción de la arquitectura y también desarrollar sinergias con instituciones de gran tradición en Euskadi relacionadas con la arquitectura como el Colegio Oficial de Arquitectos de Navarra y la Escuela de Arquitectura de la Universidad del País Vasco.

Paseando por el casco antiguo de Zaragoza, España

El jurado de la primera fase elegirá las tres propuestas que mejor representen los objetivos y criterios del Concurso. Los miembros del jurado son: José Baganha, Javier Cenicacelaya, María Ángeles Fernández Hernando, Alba García Bernabé, Leopoldo Gil Cornet, León Krier, Rafael Manzano Martos y Harriet Wennberg. El jurado está presidido por Alejandro García Hermida, que no tiene voto salvo en caso de empate.

Licenciado en Arquitectura por la Escuela de Bellas Artes de Oporto y por la Universidad Técnica de Lisboa, es doctor por la Universidad del País Vasco. En 1991 fundó su propio estudio, trabajando desde entonces en proyectos residenciales, hoteleros y comerciales de equipamientos y urbanos.Es, en todo caso, en la continuación de las tradiciones vernáculas de la región del Alentejo en la que la maestría de José Baganha se ha desplegado de forma más destacada. Esto se ve en la serie de “Montes”. Ha sido profesor en la Facultad de Arquitectura de Viseu y Sintra en la Universidade Católica Portuguesa y profesor invitado en varias universidades europeas. Ha fundado INTBAU Portugal, ha sido cofundador del Consejo de Urbanismo Europeo y es miembro de la junta del Colegio del Patrimonio Arquitectónico de la Ordem dos Arquitectos. Además del Premio Rafael Manzano 2017, las citadas cualidades de su obra le han hecho merecedor de otros premios internacionales como el Prix Européen pour la Reconstruction de la Ville 2011, otorgado por la Fundación Philippe Rotthier.

Kerstin Kärnekull, del cohousing Färdknäppen en Suecia

La exposición Identitatearen Eraisteak/Derribos de la Identidad, comisariada por el arquitecto Patxi Eguiluz y organizada por el Colegio de Arquitectos Vasco-Navarro, presentaba el lado oscuro del bullicioso desarrollo arquitectónico de Bilbao: la demolición de un patrimonio construido de incalculable valor.

Más allá del museo que la ha convertido en una ciudad mundialmente conocida, Bilbao tiene una identidad muy reconocible: un Casco Viejo medieval homogéneo, activo y en buen estado de conservación; el barrio de la Expansión que creció sobre todo a principios del siglo XX (y que cuenta con una magnífica mezcla de edificios eclécticos, regionalistas y racionalistas); y la ría del Nervión entre ambos que es ahora, finalmente, el corazón de la ciudad.

El Museo Guggenheim es el elemento más paradigmático de la recuperación del río. La recuperación del Nervión, inicialmente una zona portuaria e industrial, se ha llevado a cabo en su mayor parte mediante la demolición de infraestructuras e industrias obsoletas, la creación de nuevos paseos fluviales peatonales y la construcción de nuevos edificios a lo largo de sus orillas. Sin cuestionar los beneficios del museo, se creó una falsa idea sobre la necesidad de nuevos edificios para dar un giro a la situación y que estos nuevos edificios tendrían que ser diseñados por arquitectos de renombre.