Blog

Baile mix colegio del milenio

Millennium dance brasil

En una ciudad que se enorgullece de fabricar y suministrar maquinaria de alta gama a la India y a muchos países de Asia y Europa, la educación nunca fue una prioridad. Había escuelas que proporcionaban una alfabetización básica y se centraban sólo en los fundamentos, y yo también estudié en una de ellas. La familia también dirigía una escuela con los mismos principios, pero siempre soñamos con tener una escuela que ofreciera no sólo un plan de estudios enriquecedor, sino también un plato completo de habilidades y valores. De ahí surgió la Escuela del Milenio en esta ciudad. Alimentamos esta institución con el mismo conjunto de creencias que nuestra cultura ha arraigado en nosotros, a la vez que garantizamos una combinación adecuada de habilidades entre nuestros estudiantes. Nos tomamos nuestras tareas religiosamente promoviendo el crecimiento de nuestras partes interesadas: facilitadores, padres, estudiantes, comunidad. No hay duda de que pronto esta escuela será conocida como líder en educación.

Millenium studio de dança

Millenium acoge su buena parte de clases de competición, pero el hip-hop es el pan de cada día del estudio, el género por el que se pide a la mayoría de sus bailarines y coreógrafos. En 1991, cuando la fundadora de Millennium, Ann Marie Hudson -entonces una joven de 28 años recién llegada de Nueva York-, se hizo cargo del edificio en quiebra de los Estudios Moro Landis, el hip-hop se consideraba, en la comunidad de la danza, una moda pasajera en el mejor de los casos. “Encontrar profesores de hip-hop era una delicia, porque no había ningún lugar para enseñar”, recuerda Hudson. Sus criterios de contratación eran sencillos: “Buena gente, buen rollo y puro talento, aunque sean unos don nadie salidos de un autobús”. Era irreverente con los currículos e intolerante con las actitudes. Se arriesgó con los primerizos, incluido un niño de 12 años llamado Wade Robson, el niño prodigio que más tarde trabajaría con ‘NSync y Spears, y dio tanto peso a Martha Graham como a House of Xtravaganza. Colocó un cartel con la leyenda “No racismo, no sexismo, sólo danza” en la puerta del edificio para transmitir su mensaje.

Complejo de danza Millennium Brasil mensalidade

Por lo tanto, sólo había una regla rígida para hacer nuestro corte: una “mixtape” era un lanzamiento gratuito, ofrecido directamente a los fans del rap. Aparte de eso, todo lo demás -ya sea que conste de ritmos tomados de los álbumes de otros raperos o que contenga toda la música original, ya sea que se ofrezca como promoción de un álbum al por menor o un lanzamiento independiente- estaba en juego. El contexto de un lanzamiento, tanto dentro de la propia carrera de un artista como del rap en general, nos importaba, al igual que la capacidad de repetición: Las mejores mixtapes del milenio son también algunos de los mejores álbumes de rap de larga duración de la época, porque la distinción entre ambos ha quedado prácticamente eliminada. Esperamos que disfrutes de la lectura y el debate tanto como nosotros.

808s & Dark Grapes II50En 2011, el dúo californiano Main Attrakionz fue otro grupo joven que hizo las rondas de blogs mientras bombeaba una dieta constante de rap libre y excéntrico. 808s and Dark Grapes II cristalizó no solo su estilo, sino lo que se conocería para siempre como cloud rap: ritmos ligeros como la pluma con florituras psicológicas en los bordes, Imogen Heap a modo de bofetada de la Bay Area. Es tanto un hito del rap post-Lil B como una extraña muestra de la obsesión de esta década por la electrónica mínima.

Millennium dance los angeles

Hay muchas cosas sobre el estudio y la interpretación de la música, el teatro y la danza en el nuevo milenio que no han cambiado en siglos: el talento, la práctica, el conocimiento, la inspiración y la pasión siguen siendo ingredientes esenciales que impulsan las artes escénicas. Sin embargo, aunque estos elementos permanecen constantes, en los últimos años las tecnologías de las artes escénicas han evolucionado de forma inédita. Como resultado, la era actual de las artes escénicas no se parece a ninguna otra que haya existido antes, con nuevas y notables posibilidades para mejorar la excelencia y explorar la creatividad.

La tecnología es la columna vertebral de cualquier producción teatral, de danza o musical”, afirma Priscilla Lindsay, profesora y directora del Departamento de Teatro y Drama del SMTD. “El público necesita ver, oír y sentir una representación de la forma más completa posible para que sea un acontecimiento rico, emotivo e inolvidable. Las tecnologías modernas nos han dado las herramientas para enriquecer toda esta experiencia, y los estudiantes de hoy dominan el uso de estas herramientas.”

La tecnología se ha convertido en una parte integral de la música, desde la composición y la grabación hasta la mezcla de sonido y la interpretación. “Las nuevas tecnologías nos permiten hacer cosas que no podemos hacer con los instrumentos acústicos o las voces”, afirma Jason Corey, profesor asociado y director del Departamento de Tecnología de las Artes Escénicas (PAT).